martes, 13 de julio de 2010

Estuve charlando conmigo misma y debo decir que fue algo denso la conversación. Me hice preguntas muy profundas y serias, las cuales respondí dudosamente igual después de pensar varios segundos o minutos. Las respuestas fueron mas que preocupante para mi, ya que existe mucha confusión en mi mente. No se, creo que hay cosas oscuras que tengo que sacar a luz pero, no se si podría hacerlo.

Hay algo que no admito, pero me pongo a pensar y es mas que lógico que tengo un GRAN problema. No quiero aceptar, es todo.
Me di un sabio consejo: consultarlo con tres personas de confianza, si mas personas dicen que es un problema pues saca a luz y solucionarlo, de manera contraria quedate tranquila que no es nada.

De vez en cuando es bueno charlar con uno mismo, conocerse mas, ya que te podrían hacer una pregunta de vos mismo, y no sabrías como responder por el hecho de que no te conoces. Yo me estoy conociendo cada día mas. Una persona no se conoce si no se pregunta, es mentira eso de que yo por ser yo me conozco. Descubrite, y nunca uses mascaras... se caen rápido y eso se vuelve decepcionante.

2 susurros:

SO3 dijo...

Cónocete, pero también hay que tener congruencia con lo que crees y piensas, con lo haces y dices; que todo esté siempre en la misma frecuencia, eso se logra poco a poco, pero es uno de los mejores métodos para conocerse y tener siempre confianza en ti misma...

A N D R U dijo...

gracias :)

Publicar un comentario