viernes, 3 de septiembre de 2010

Poderosamente

Y otra vez la vida me golpea asquerosamente. Problemas que van saliendo como bichitos de un árbol.
Pero he pensado que esta vez me lo merezco, por ser una ingrata, mal agradecida y desobediente con Dios.
Si, pensé ser atea para que nada me molestara, pero el hecho ya esta, mi creencia esta, por lo tanto para mi El existe. Bien, llamaría a estos últimos días, "días de locos", el miércoles me asaltaron, me asuste pero no paso nada hasta que llame a mi mamá y me decepciono con sus palabras, me quería hundir, ahogar entre mis penas y lagrimas. Quería comer hasta vomitar todo, pero todo aquello que me ha hecho mal, que me molesta tanto hasta hoy día, todas las cosas horrendas que se me han pasado por la mente, toda esa lujuria, envidia, egoísmo, vanidad, y pereza... quería expulsar todo eso con todo ese dolor que sentía. Quería que me seden, dormir sin soñar y despertar en otro rincón en donde yo no exista. Al día siguiente, volví a mi casa, ver a mama y pensar que ella me ama tanto como yo a ella, pero desearía tanto que se desatara el pañuelo que tiene atado en el corazón y en la boca para que me preguntase ciertas cosas como: ¿Que es lo que sientes?.
Volver al absurdo hogar en donde las peleas inmaduras retornan, me da nauseas, nervios, y me dan ganas de matarme, porque a veces esas pequeñas cosas hacen que yo caiga, y no pueda levantar la cabeza y mirar, ver a esas personas que me quieren y están por mi, no puedo ver, con tantas cosas tristes y decepcionantes, no puedo. Y así, mis ilusiones, mis sueños, y deseos desaparecen, y mi vida empieza a perder el sentido, y es ahí cuando siento que me quiero morir.
Poderosamente mal agradecida, ingrata, fastidiosa, mentirosa, sensible, haragana, tímida, atrevida, huraña, maja, estúpida, inteligente, mala, buena.
Hacer las paces conmigo misma, para hacer luego con el mundo entero, estoy tan enfadada, hoy al menos.

2 susurros:

SO3 dijo...

últimamente me siento así todos los días, enfadada y con una frustración inmensa, no sé cómo quítarmela...

Una vez me secuestraron y me quitaron todo, denuncié y en la policía me trataron como si yo me hubiera robado, odié todo, no podía creerlo...

Aún sigo sin saber cómo arreglarme el alma...

A N D R U dijo...

D: eso es horrible, me imagino lo que habrás sentido, porque a mi solo me sacaron mi cartera y me sentí muy mal-
Espero que pronto sepas como arreglarte el alma! Fuerza!

Publicar un comentario